Publicado: 10 de Septiembre de 2018 a las 08:19


Los niños son auténticas esponjas de conocimiento. Se encuentran totalmente receptivos a toda información recibida, por lo que  aprenden con mucha más facilidad que en otras etapas de su vida. En los centros de educación infantil, los educadores enseñan y educan a través del juego, fomentando de manera divertida y apacible la inteligencia y las habilidades.

Su creatividad también se verá empujada enormemente por un entorno que le ofrecerá posibilidades infinitas. Las Escuelas Infantiles están adaptadas y repletas de juguetes, utensilios, herramientas, pizarras, colores..

En definitiva una escuela dotada de todo lo que el pequeño necesita para aprender, crecer y disfrutar, afrontando retos y desarrollando sus capacidades y habilidades tanto mentales como físicas.